Ni IBI, ni IVA, ni sociedades: la Iglesia no paga impuestos por la Mezquita de Córdoba

por La voz del pueblo

Entrada de la Mezquita. // ENRIQUE GÓMEZ

ALFONSO ALBA / Córdoba 

La venta de entradas genera al año unos ingresos cercanos a los nueve millones de euros,  por los que la Iglesia no tributa. El resumen es sencillo: la tributación, lo que aporta a las arcas públicas, la Iglesia por la explotación comercial de la Mezquita-Catedral de Córdoba es cero euros. Ni Impuesto de Bienes e Inmuebles (IBI), ni sociedades, ni por supuesto IVA.

Cada año, el monumento más famoso de la ciudad recibe la visita aproximada de 1,3 millones de turistas, según la encuesta del Observatorio del Consorcio de Turismo de Córdoba. Cada turista paga por entrar a la Mezquita de Córdoba ocho euros. Los cordobeses, nada, ya que están exentos el pago si presentan su carnet de identidad y demuestran que han nacido en la provincia. Según Córdoba Laica, las entradas le generan al año unos ingresos de cerca de nueve millones de euros a la Iglesia.

Pero por este exagerado ingreso comercial la Iglesia no tributa. Cada turista recibe un ticket de entrada que lo pone bien claro: lo que está pagando es un “donativo” para el mantenimiento de la obra de la Santa Iglesia Catedral. Y ya está. En el reverso de cada entrada, el Cabildo explica en qué se gasta el dinero: “El importe de la entrada tiene el siguiente destino: conservación y restauración del edificio; acciones pastorales, caritativas y asistenciales; aportaciones, donaciones y obras sociales diocesanas; y retribución del personal: culto, vigilancia, limpieza y conservación”.

La Iglesia está exenta de pagar el IVA por la explotación comercial de la Mezquita de Córdoba por el acuerdo firmado entre el Estado y la Santa Sede, tal y como recuerda la Agencia Tributaria en un reciente informe y la propia Delegación de Hacienda del Ayuntamiento de Córdoba. En su artículo cuarto, punto cinco apartado C, se exime a la Iglesia del abono de todo tipo de impuestos “siempre que los bienes o derechos adquiridos se destinen al culto, a la sustentación del clero, al sagrado apostolado y al ejercicio de la caridad”. Y esto es, ni más ni menos, lo que recuerda la Iglesia a cada turista cada vez que compra una entrada para visitar la Mezquita-Catedral de Córdoba.

El Cabildo Catedralicio de Córdoba solo está obligado al pago del IVA siempre y cuando la gestión comercial y económica de las visitas a la Mezquita estuviera subcontratada o cedida a terceros. Y esto es lo que ocurre en la visita nocturna al monumento cordobés, en marcha desde el año 2010. Esta visita nocturna, muy criticada por su mensaje evangélico por los historiadores, se puso en marcha gracias a un convenio con el Ayuntamiento, que aportó dinero público en su impulso. En el convenio, se fijó que la gestión de las entradas sería conjunta entre el Consorcio de Turismo y el propio Cabildo Catedralicio, por lo que los 18 euros que cuesta entrar por la noche a ver la Mezquita sí que llevan incluidos el abono del IVA. De hecho, en la actualidad las entradas están siendo gestionadas por una entidad privada ajena tanto al Cabildo como al Consorcio Municipal de Turismo, que sí que está obligada a tributar.

El acuerdo con la Santa Sede argumenta que estas exenciones en el pago de impuestos están previstas, entre otras cosas, para que la Iglesia pueda hacer obras de mantenimiento y restauración en sus templos dedicados al culto. Sin embargo, el Gobierno se ha gastado cerca de tres millones de euros en una reciente intervención para restaurar el crucero de la Catedral incrustada en el centro de la Mezquita de Córdoba. El Ejecutivo siempre ha argumentado que lo ha hecho porque se trata de un edificio Patrimonio de la Humanidad en el que tiene que intervenir sí o sí.

EL POLÉMICO COBRO DEL IBI

Más polémico es, sin embargo, el caso del cobro del IBI. El PSOE, a través de su diputado en el Congreso Antonio Hurtado, le ha pedido tanto al Ayuntamiento como al propio Gobierno informes de porqué la Iglesia no paga este impuesto especial. Otra vez, el Ejecutivo y el Consistorio le han contestado que en virtud a los acuerdos con la Santa Sede la Iglesia está exenta de abonarlo porque la Mezquita-Catedral está dedicada al culto católico. Incluso tras la última reforma fiscal, la Iglesia, siempre que demuestre que sus templos se dedican al culto, no tiene porqué pagar este impuesto municipal.

Sin embargo, la postura del PSOE ha sido contestada por Córdoba Laica, ya que considera que pedir a la Iglesia que pague el IBI de la Mezquita-Catedral es admitir que el edificio es de su propiedad.Córdoba Laica va más lejos y denuncia que en el año 2006 la Iglesia inmatriculó a su nombre todo el edificio gracias a una reforma de la Ley Hipotecaria impulsada por el Gobierno de José María Aznar a finales de los años 90. Este colectivo denuncia que esta inmatriculación es inconstitucional y por eso rechazan que se le pida al Cabildo que pague el impuesto de una propiedad urbana que consideran que no es suyo.

Lo que sí pide Córdoba Laica es que la Iglesia pague el IBI en Córdoba por inmuebles que sí son suyos y en los que además no practica el culto religioso, como serían colegios privados, residencias y hasta fincas agrícolas. Hace un mes, unos 30 activistas realizaron un “escrache” al obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, en el que le pidieron que pagase el IBI por edificios que en la ciudad no están dedicados al culto y que calculan que aportarían unos ingresos anuales a las arcas municipales de 1,2 millones de euros.

Anuncios
Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: