Los jueces encarcelan a Munar por riesgo de que se fugue al extranjero

por La voz del pueblo

Una de las figuras políticas de más peso en Baleares, porque determinó y compartió el poder con el PP y el PSOE en las dos últimas décadas,Maria Antònia Munar, exlíder de Unió Mallorquina (UM),ingresó ayer en prisión provisional y sin fianza, ante el riesgo elevado de fuga, según la Audiencia de Palma. Con once años y medio de penas de cárcel por corrupción, derivadas de sendas sentencias que ha de revisar el Tribunal Supremo, y más de media docena de juicios pendientes, la expresidenta del Parlamento balear y del Consell de Mallorca, de 57 años, “genera elevada desconfianza” a los magistrados que le juzgaron. La Audiencia supone “razonablemente” que “podría tener oculto dinero en el extranjero”, fondos “sucios” de comisiones y cohechos.

La Fiscalía Anticorrupción pidió el encarcelamiento de Munar, tras hacerse pública la segunda de sus condenas, a seis años de cárcel, por la venta amañada del solar público de can Domenge. El objetivo es “garantizar y asegurar que la condena impuesta pueda ser ejecutada” si es confirmada. El Consell de Mallorca, gobernado por del PP, reclamó la misma medida.

La expolítica negó las sospechas de huida alegando que tiene una madre de 85 años que cuidar, además de su marido y un hijo en la isla. Asimismo, recordó que debe someterse a revisiones médicas por el cáncer que padeció. Por último, carga con una fianza penal de 350.000 euros y tiene su patrimonio embargado por una fianza civil. La Audiencia supone que no puede afrontar, pues, una fianza de mayor cuantía.

Munar se cree víctima de una “causa general” y de sentencias sin pruebas. En una vistilla celebrada ayer, los fiscales anticorrup-ción Juan Carrau y Pedro Horrach argumentaron su petición de que Munar fuera encarcelada por sospechar que “podría eludir la acción de la justicia”, por la existencia de posibles cuentas en Andorra —como las halladas a otros dirigentes de UM—, y además por el cúmulo de causas graves abiertas contra ella (hasta nueve).

El tribunal enmarca el eventual riesgo de fuga en el “desalentador” y “desolador” panorama judicial, “un negativo horizonte”, de la expolítica, que también es abogada y empresaria.

La sala razona que, con la Constitución en la mano, la condena impuesta inicialmente no puede ser el único argumento para ordenar el encarcelamiento de Munar, ni para valorar una posible evasión. Sin embargo, los jueces aluden a la suma de condenas que pesan sobre ella y, especialmente, a que posee “dinero sucio” que se “hallaría oculto y con seguridad en poder de posibles testaferros”.

El auto de prisión da verosimilitud al relato de varios arrepentidos de UM respecto al cobro de 2,6 millones por Munar de un cohecho de cuatro por la venta del solar de can Domenge. Este hecho fue confesado por el pagador —el empresario Román Sanahuja— y el político de UM que lo cobró —el exconsejero Tomeu Vicens— entre otros. Munar negó esos cobros, pero la Audiencia sostiene que percibió dos millones para el partido, que no fueron ingresados en las arcas de UM, y 600.000 euros para ella. El reo Vicens dijo que le dio el dinero en su despacho oficial del Consell.

La minoría regionalista de UM, fiel de la balanza del poder en Baleares, estalló en 2010 por la acumulación de escándalos de corrupción. Para cumplir condenas firmes por malversación de caudales públicos, hoy entrarán en el mismo centro penitenciario de Palma otros dos excargos de UM: el exconsejero de Turismo Xisco Buils y su director de área Antoni Rebassa.

Entre rejas desde hace tres años está el exconsejero de Territorio y ex secretario general de UM, Tomeu Vicens —con dos condenas y ahora colaborador de la Fiscalía— y en los próximos días entrará el exlíder de UM y consejero de Turismo, Miquel Nadal, con una pena firme de cuatro años por malversar y otras condenadas que tiene recurridas. La Audiencia de Palma sostiene que la entrada en prisión de sus compañeros podría llevar a Munar a “reconsiderar seriamente la posibilidad de eludir la acción de la justicia”, que podría verse facilitada por el hecho de disponer de fondos a buen recaudo.

La sala de la Audiencia, cuyo presidente es Diego Gómez-Reino, indicó en la última sentencia contra Munar y otros cargos de UM que el aumento de casos de corrupción en Baleares y otras comunidades han causado en “la sociedad un clima de hartazgo que precisa también una contundente respuesta por razones de prevención”.

ANDREU MANRESA

Anuncios
Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: