La directora de distrito juzgada por circular bebida afirma que controlaba la conducción

por La voz del pueblo

Mercedes González.

Mercedes González indica ante el tribunal que fue víctima del conflicto de la Policía Local de Málaga

EP MÁLAGA 

La ex directora del distrito de Puerto de la Torre, en Málaga, Mercedes González, juzgada ayer por conducir bajo los efectos del alcohol, ha declarado que cuando aquel día no tenía síntomas de haber bebido y controlaba la conducción, aunque ha reconocido que había tomado dos cervezas y casi no había comido. Ha calificado de “desproporcionada” la actuación policial y la ha achacado a una “enemistad hacia mis siglas” por un conflicto que existía entre la Policía Local y el Ayuntamiento.

El juicio quedó ayer visto para sentencia en el Juzgado de lo Penal número 8 de Málaga. Los hechos sucedieron el 7 de marzo de este año en la calle Lope de Rueda, donde había un control policial de vehículos fue requerida para hacerle la prueba de alcoholemia y dio positivo, arrojando 0,54 miligramos por litro de aire espirado.

A raíz de ese hecho, dimitió como directora del distrito del Puerto de la Torre, aunque poco después el presidente de la Diputación, Elías Bendodo, la repescó como asesora.

La acusada indicó que no vio el control, ni a los policías hasta que uno se acercó a su coche cuando ella estaba bajándose, tras haberlo estacionado “ligeramente inclinado a la izquierda, porque siempre tengo problemas para aparcar” en la calle en la que había quedado con una amiga para tomar café. Ha admitido que hacía más de una hora que se había tomado dos cervezas y sólo había comido “una tapita de queso” porque estaba a dieta.

Afirmó que le “sorprendió” que el agente que se le acercó le dijera que no había aparcado correctamente, cuando ella pensaba que no era así y agregó que cuando llegaron otros policías, entre ellos uno que había sido su escolta, escuchó cómo entre ellos decían “es la concejala, vamos a por ella, como ellos han ido a por nosotros”. En este sentido recordó que poco antes los policías locales mantenían abierto un conflicto contra el equipo de gobierno.

González aclaró que la “enemistad” no era contra ella en concreto, sino “hacia mis siglas (PP) y el cargo que yo tenía en ese momento”, así como “con respecto al alcalde de mi ciudad”. Durante su declaración ante el tribunal reconoció que se sintió “presionada”, que la actuación policial fue “anormal” y “desproporcionada”, ya que llegó a haber hasta ocho policías en la intervención. En cualquier caso negó que su actitud fuera arrogante. “Todo lo contrario”, dijo.

Anuncios
Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: