Rajoy invoca medidas de regeneración que anunció en el debate de la nación

por La voz del pueblo

ANABEL DÍEZ 

“Yo, como todos ustedes, estoy dispuesto a perseguir la corrupción donde aparezca, pero no podemos permitir que se escriba, otra vez de España, una Leyenda Negra. Y tampoco quiero que España se convierta en un país inhabitable porque se aplaudan las acusaciones sin pruebas. Porque causan daños que ni la rectificación podrá reparar, porque ya son irreparables”. Así se manifestaba el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el pasado 20 de febrero de 2013 en la primera jornada del debate del estado de la nación en la que propuso “ un amplio acuerdo en esta materia desde la lealtad institucional, la autoexigencia y la responsabilidad colectiva con nuestros conciudadanos”.

A las medidas que esbozó como contenido del acuerdo que propuso es a las que ha remitido hoy el presidente desde su comparecencia en el Palacio de la Moncloa. Antes de que la oposición le sacara en ese debate los “papeles de Bárcenas”, publicados por EL PAÍS veinte días antes el presidente quiso atajar el asunto con la propuesta de un conjunto de medidas de regeneración democrática de mayor control sobre los partidos y los cargos políticos. Entre ellas, la Ley de Transparencia; Un Estatuto del cargo público y un mayor control en la financiación de los partidos, aunque ninguna de ellas se ha elaborado – la más avanzadas es la de Transparencia – pero se mantiene el compromiso de su aprobación a lo largo de la legislatura.

Control sobre las cuentas y la gestión de los partidos, a través de una ley de la actividad económico – financiera de los partidos fue una de las medidas propuestas. Los tesoreros y gerentes de los partidos podrán ser llamados a comparecer en el Parlamento para pedirles cuentas sobre las cuentas de su organización. Un mayor control de las fundaciones vinculadas a los partidos, fue otra de las propuestas junto a un cambio total de la función del Tribunal de Cuentas con otra composición, alejada de los partidos, y más medios para una fiscalización adecuada de los partidos.

El Estatuto del Cargo Público fue otra de las medidas propuestas, en el que figuraría “las escalas de retribución, los sistemas de protección social y los casos en los que puede haber derecho a compensación tras el cese”. Asimismo los altos cargos tendrán que someterse a una auditoría de su situación patrimonial al final de su mandato.

En su catálogo el presidente incluyó el endurecimiento de las penas previstas para los casos de corrupción y el aumento de los plazos de prescripción, así como la agilización de los procedimientos para que “el tiempo de respuesta no favorezca la impunidad del delincuente y que no se condene públicamente a quien no lo es”.

En ese debate Rajoy utilizó expresiones muy duras contra la corrupción aunque afirmó que “ni España es la nación más corrupta, ni todos los político son corruptos, ni nos hundimos por culpa de la corrupción”. Hoy como el pasado mes de febrero, Rajoy se reafirma en el funcionamiento de los poderes del Estado. “Me repugna que en España surjan casos de corrupción, pero me enorgullece que las instituciones funcionen en su persecución. Que fiscales y jueces, la Administración de Justicia, sigan actuando en el cumplimiento de su deber. Es misión de todos nosotros ofrecerles instrumentos que faciliten su tarea”, dijo entonces


Groupalia (P)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: