LA MAGIA DEL “HOTEL LA PERLA NEGRA”

por La voz del pueblo
Hotel La Perla negra

Hotel La Perla negra

Si llego a conocer antes este hotel llamado “La Perla Negra” en Barcelona, no hubiera tenido ninguna duda en recurrir a él con anterioridad. Es curioso, las ventas de mis productos han aumentado en un 65% y no porque estos hayan mejorado en calidad o precio sino por una razón muy sencilla y rentable; Desde que gracias a Marcial me invito a conocer “La Perla Negra”, mi suerte empresarial ha cambiado. Y porque no decirlo, mi vida de solitario también.Marcial, me propuso que contratara a una Escort para que me acompañara a todas mis reuniones sin excepción alguna de la importancia de estas. Pero antes, debía pasar una corta estancia en el hotel para conocer todas las entrañas y entre-hijos para  descubrir por mí mismo un paraíso dentro de la urbe,  para relajarme y liberarme del estrés. Un lugar de visión solar anaranjado con un estilo un tanto “Chic”.

¿Una Escort? Que ignorancia la mía, que atrasado estoy en esta vida, con lo que yo he aprendido de ella. Marcial me explicó que una Escort, es como una geisha  pero a lo español. ¡Mucho mejor! Es una señorita de compañía y no necesariamente para practicar sexo, sino como acompañante para algún evento,  una fiesta, reunión o puramente por el simple acto de una compañía agradable para llenar  la soledad que embarga mi existencia en los últimos años. ¿Y por qué no? Para liberar algo de estrés.

 Fui entendiendo lo que mi gran amigo Marcial pretendía para que mi negocio funcionara mucho mejor. Entre sorbo y sorbo de mi combinado, rondaba la gran idea de mi camarada por mi cabecita. Tanto, que ya estaba imaginando el resultado, el impacto que causaría a mis clientes cuando aparezca con una señorita con tanta perfección, que sería, la envidia endosada en un marco de lujo.
Probé la recomendación de Marcial y quedé enamorado del lugar. Porque no sólo te puedes tomar una buena copa en una buena compañía en este hotel, con una ambiente selecto y agradable, sino que este local es exageradamente limpio, cuidadoso, detallista y espectacular. Su juego de luces cálidas te hace sentir dentro de un cosmos de relax pleno. Sinceramente, “La Perla Negra” es todo un lujo. Es un establecimiento que alquila habitaciones por intervalos de tiempos cortos, con mucha discreción, incluso dispone de un reservado si no quieres ser visto por los demás clientes que entran a tomar una copa o en busca de compañía de las más bellas y espectaculares señoritas que jamás había visto (y mira que he visto). Allí conocí a Natalia, de 25 años, todo un monumento que debería estar expuesta en el museo del Prado. A Mónica, de 23 años, una chica rimbombante y explosiva. A Julia de 32 años, con un cuerpo y unas medidas impresionantes. ¡Uf! Que te voy a contar, hay que ir a  “La Perla Negra” para vivirlo y no olvidarlo jamás en la vida.
De repente, cuando mi cuerpo y mente estaba llena de plenitud, invadidos por una especie de paz interior, de armonía conmigo mismo y de un relax sosegado por el medio, surgió un gran problema, era hora de marcharse, ¿a qué chica contratar para que me acompañe a mis reuniones con los distribuidores, si todas son extraordinariamente impresionantes y sorprendentes? La verdad, no se me apetecía nada dejar este lugar.  Pero tenía que decidir por una,  este juego hizo una zanja en mi cabeza, yo las quería a todas, pero evidentemente eso no pudo ser. Resolví de la mejor forma que pude hacerlo y de lo cual me alegro hoy en día. Contraté a Julia. En principio porque se acerca más a mi edad. Julia lo tiene todo, tanto, que me ayudó a incrementar las ventas sólo con acompañarme a las reuniones con los distribuidores. Una chica sensual, sentimental y con don de gente. Pero lo que más me impresionó, fue su gran nivel cultural.
¿Sabes por qué te cuento mi historia? Porque quiero que vivas las mismas sensaciones que yo vivo ahora. Seas hombre de negocios o no, o simplemente quieras estar en compañía de una exuberante mujer, en una habitación rodeado de bienestar, te recomiendo que visites este hotel que está en Barcelona. Un lugar de ensueño, de verdadero ambiente beneficioso donde perderás lo maldito, expulsarás a tus demonios y encontrarás la pasión que necesita cubrir tu soledad.
Ahora, muchos de mis clientes cuando me telefonean para visitarlos, me piden por favor que me acompañe Julia. Así que yo, encantado de obedecer.
Te voy a dejar la dirección de este hotel milagroso, porque estoy convencido que irás a ese paraíso del amor. Por cierto, mis felicitaciones al gerente por haber obtenido el certificación ISO 9001. De esta forma se convierte en pionero del sector por conseguir este sello de calidad. Está en la calle Entenza, número 65, de Barcelona y atiende en el número 933 278 294.
Anuncios
Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: